Autocuidados con la nueva normalidad

habilidades Dec 05, 2020

¡Hola!

 

Si estás leyendo este artículo lo más probable es que estés participando en el evento de AltDay y que hayas recibido una infografía de autocuidados por WhatsApp. Nos gustaría profundizar contigo un poco más acerca de estos puntos.

Si bien siempre hemos sabido que es importante procurarnos autocuidado y bienestar, este año ese tema cobró mayor importancia. Este año todo cambió, las reglas de convivencia cambiaron y con ello nuestra cotidianidad, lo cual nos ha obligado a poner más interés tanto en nuestro cuidado y bienestar personal como en el de los demás. Así que empecemos a adentrarnos en el tema.

 

  • Reconoce tus circunstancias. Para este punto de la cuarentena varias cosas han cambiado ya. Existe un poco más de información acerca del virus y sabemos cuáles son los lineamientos que debemos seguir. Pero no sólo eso, también ya tenemos un panorama completo de nuestro día a día bajo estas circunstancias. En este momento ya sabemos cuáles son las condiciones reales de nuestro día a día por lo que ya tenemos un mejor panorama de nuestras circunstancias actuales y podemos ir tomando decisiones que se ajusten mejor  a nuestra realidad, así que busca enfocarte en lo que puedes controlar.

 

  • Mantén tu rutina. Si para este punto todavía no la tienes, hazla. Suena fácil pero puede no serlo. Requiere esfuerzo, pero lo vale. En caso de que ya la tengas no la pierdas, el cerebro descansa cuando puede liberar el espacio de las cosas triviales. 

 

  • Busca tener acuerdos de convivencia y de espacios con las personas con quien estés llevando la cuarentena. Este punto puede estar relacionado al anterior ya que también tendría que ser parte de una rutina. 

Muchas personas están compartiendo el espacio físico con otras personas y eso implica que dentro del mismo lugar, todas necesitan un espacio para realizar sus actividades, pero no sólo eso, sino también se deben respetar las necesidades que cada quien tenga para hacer uso de determinado espacio (ej. horarios, nivel de ruido, etc.). Mantener acuerdos sobre el uso de los espacios, y que estos se respeten, definitivamente ayuda a bajar el nivel de estrés y mejorar la convivencia entre las personas que habitan juntas.

 

  • Aprende a decir no cuando sea necesario y a poner límites. Aquí también vemos una relación con el punto anterior. Debemos poder reconocer en qué momentos es necesario marcar límites. Esto no es algo egoísta ni desconsiderado, por el contrario, es una manera de autoconocimiento y autocuidado que nos ayuda a no llegar a nuestro tope emocional, pero claramente es un camino de dos vías en el cual los demás también tienen derecho a poner sus límites y en el cual, de igual forma los debemos respetar.

 

  • Recuerda que no eres el único que está pasando por un momento difícil. · Sé empático. Tomando en cuenta que esto es una pandemia mundial, esto parecería algo evidente ¿no? Sin embargo, muchas veces cuando empezamos a sentirnos atrapados, solos, tristes o desesperados es fácil que, sin darnos cuenta, pensemos que los demás no lo entenderán o que no están pasando por algo similar. Esto nos lleva no sólo a sentirnos aislados sino a ser menos comprensivos y tolerantes con los demás, quienes probablemente también están pasando por algo similar y también necesitan de nuestra compasión.

 

  • Reflexiona cómo tus actitudes y palabras repercuten en tus relaciones. Como puedes ver, hasta ahora  todos los puntos que hemos mencionado tienen que ver con el bienestar y su relación con la convivencia ya que en este momento son particularmente inseparables. Si estás experimentado constante fricción y tensión con la gente de tu alrededor es posible que sea momento de observar con más detalle cuáles de tus acciones o palabras están contribuyendo a esa situación. Es fácil saber cómo los demás nos pueden alterar o lastimar, pero es mucho más difícil lograr reconocer el efecto que nosotros tenemos en los demás.

 

  • Reflexiona qué cosas te hacen sentir bien durante el día, cuáles agradeces y cómo puedes procurarte más de ellas. Actualmente, para muchas personas esto puede parecer algo difícil por hacer, pero se puede empezar por las cosas más pequeñas, por aquellas que solemos dar por sentado. Poder agradecer algo durante nuestro día nos ayuda no sólo a apreciar lo que tenemos y poner perspectiva a las cosas, sino también a ir generando pequeños momentos de bienestar.

 

  • Haz algo bueno o gentil por alguien más. Realmente por quien sea, por cualquier persona o animal, conocidos o desconocidos. No importa. Es evidente que este es un momento en el que todo el mundo necesita algún tipo de ayuda, ya sea económica, moral, emocional, etc. Es tan fácil como dar una sonrisa genuina a alguien. Tú decides cuánto, cómo y a quién, pero sea como sea te dará una sensación de mayor bienestar y habrás tenido un impacto positivo en la existencia de alguien.

 

  • Busca tener contacto social. Afortunadamente tenemos la tecnología necesaria para seguir en contacto con las personas que queremos. Es más, hasta para darnos la oportunidad de conocer virtualmente a otras. 

 

Si bien todos quisiéramos poder estar frente a frente con nuestra familia, amigos y colegas sabemos que por los siguientes meses no podemos, pero eso no significa que debamos descuidar nuestros vínculos sociales, por el contrario, es muy importante mantenerlos fuertes en este momento.

 

  • No pongas plazos ficticios en tu cabeza de cuándo crees que todo volverá a ser como antes. Estos meses han sido muy desgastantes para la mayoría de las personas y para este momento ya todo el mundo está cansado, por lo que es muy importante no permitir que nuestra cabeza nos ponga un plazo que está fuera de nuestro control ya que de ser así es muy probable que tengamos que enfrentarnos a una gran frustración si las cosas no pasan como esperamos. 

 

  • Evita poner resistencia al momento que el mundo está viviendo. Vivir cada día de la mejor manera no significa pelear contra nuestra realidad. Acepta esta realidad, ponte en paz con la idea de que el mundo será algo diferente a lo que conocíamos, así que verdaderamente has una vida, tu vida, con las que sean tus circunstancias actuales. No te pongas en pausa, aún con cuarentena y pandemia cada día que pasa es un día de tu vida.

 

  • Aprovecha para aprender todo lo que puedas. Ya sea únicamente observando el momento, reflexionando acerca de algo, o activamente aprendiendo alguna habilidad o conocimiento nuevo.

 

Esperamos que esto te sea de utilidad y que te invite a reflexionar en los puntos que puedan ser importantes para ti.

¡Mantente conectado con noticias, convocatorias y promociones!

Disfruta de información de valor para reinventarte todos los días.

¡Oferta de algo!

Aprovecha esta promoción.

Me interesa
Close